Cómo sobrevivir con un Android de características bajas

Cómo sobrevivir con un Android de características bajas

Vivimos en el 2018, un año donde la memoria RAM, el procesamiento y el almacenamiento ya no son una limitante. Tenemos dispositivos celulares que más que un móvil, traen una computadora por dentro, sin embargo, días atrás por razones inesperadas he tenido que vivir con un móvil de baja capacidad, así que me dije a mi mismo ¿Por qué no crear un artículo sobre mi experiencia? Así que les traigo esta guía de cómo sobrevivir con un Android de características bajas.

Soy un hombre Google, toda la vida me han encantado los Nexus, tuve un Nexus 5 y cuando fue lanzado el 5X actualicé inmediatamente. Sin embargo, si alguno lo recuerda, este último dispositivo tuvo muchos problemas incluido un bootloop el cual no es posible reparar, es así como a la fecha estoy con un Huawei G510, esperando comprar un Nokia 7 Plus el cual ha robado mi atención.

Características del Huawei G510:

  1. Procesador: Cortex-A5
  2. Núcleos: 2
  3. Velocidad: 1.20 GHz
  4. GPU Adreno 203
  5. Memoria RAM 512 mb
  6. Memoria Interna 4 GB

Como podemos ver es un dispositivo realmente limitado, por lo que voy a comentarles lo que he hecho para sobrevivir con él día a día sin morir en el intento.

Cómo sobrevivir con un Android de características bajas

Desinstalar toda la basura

Los dispositivos móviles, a menos que vengan con Android puro, normalmente vienen precargados con ciertas aplicaciones propietarias del fabricante que muy probablemente nunca utilizaremos. Así que lo primero que hice al configurar este pequeño Huawei fue desinstalar todo aquello que sabía que no me iba a servir de nada y quedarme con lo básico como mensajería, llamadas, y calendario. Esto me ahorro un poco de espacio y mejoró el rendimiento de mi dispositivo.

Adiós a las redes sociales

No es que sea muy fanático, pero sí tengo cuentas en la mayoría de redes sociales conocidas como Facebook e Instagram. Con este dispositivo dije adiós a todo esto a través del móvil ya que en la experiencia (al menos que tuve con Facebook) no fue muy agradable al punto que la aplicación no la pude utilizar.

Las redes sociales vienen cargadas de mucho contenido y la mayoría de las veces no es muy liviano que digamos, por lo que en definitiva un dispositivo de estas características no va muy bien con ellas.

Sé que existen aplicaciones “Lite” que probablemente funcionen mejor pero a la fecha, la verdad no he tenido necesidad de instalarlas ya que cuando requiero hacer algo en las redes utilizo mi computadora personal.

Sí a Whatsapp

Whatspp sí que sí ha llegado para quedarse y la verdad que por lo menos en donde yo vivo si no lo tengo instalado tendría un problema para comunicarme. La mayoría de personas lo utilizan como medio principal de comunicación y es por ello que se vuelve realmente indispensable.

He instalado la aplicación y a la fecha no he tenido inconvenientes. Obviamente es un poco más lenta su apertura que si tuviera un dispositivo de gama alta, sin embargo, en su uso puedo enviar mensajes, fotos, descargar el contenido y demás; por lo que al final de cuentas no he notado la gran diferencia. Únicamente como les dije anteriormente, es un poco lenta para abrir.

Navegación web

En cuento al apartado de navegación web, les comento que tengo instalado Google Chrome y sé que no es el más ligero, pero funciona bien. Al abrirlo tarda un poco, pero luego sí es posible navegar y leer cierto contenido. Incluso en emergencias he podido leer el correo y hasta ver uno que otro video.

Otra opción que tenemos en cuanto a la navegación, es instalar un navegador más liviano como Opera Mini, Brave u otro similares, los cuales sin lugar a duda funcionarán mucho mejor.

Conclusiones generales

Como conclusiones generales del experimento les puedo decir que aun en este 2018, es posible sobrevivir con un móvil de las características que comentaba al inicio. Sin lugar a duda su rendimiento no es lo ideal y habrá muchas cosas que tendremos que dejar de lado, pero puede que no muramos en el intento. Todo depende del uso que le demos a nuestro móvil. En mi caso no soy muy demandante, por lo que he podido pasarla con este Huawei, sin embargo, si somos de los que vivimos en redes sociales y aplicaciones de alta demanda sin lugar a duda no lo soportaremos una semana.

Antes de despedirme les dejo unos consejos rápidos de qué hacer si tienes que pasar por una penuria como la mía:

  1. Desinstalar toda la basura.
  2. Utilizar aplicaciones “Lite”.
  3. Borrar con frecuencia todo aquello que ya no utilices (Imágenes de Whatsapp y demás).
  4. Utilizar el dispositivo únicamente para cosas básicas (Correo, mensajes, un poco de navegación).
  5. No desesperar.

Ahora a esperar poder encontrar mi Nokia 7 Plus del cual sin lugar a duda les haré un review.

Comparte este artículo con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email